¿A dónde van las tendencias del e-learning en 2019?

¿A dónde van las tendencias del e-learning en 2019?

Publicado en Blog, Carrusel, e-Learning

El inicio de un año es un gran pretexto para visualizar a manera de parteaguas lo que fue el anterior y lo que pueda ser el nuevo. Es una tentación de pronosticar y trazar nuevas estrategias de lo que será el nuevo año. Así pues, cautivados por dicho momento, queremos hacer una reflexión sobre las tendencias y cómo vemos la capacitación e-learning en el 2019. Hay dos grandes aspectos a considerar al momento de pronosticar dichas tendencias: lo que nos gustaría que suceda, y lo que realmente está contratando el mercado. De no ofrecer nuevas propuestas, el mercado nunca sabrá de su existencia o posibilidad, y es ahí donde creamos tendencia. Pero sesgar la intención de compra del mercado es mucho más difícil; habrá que ver lo que se está realizando en el momento. El mercado no solo mira a la innovación, también tiene sus inercias y sigue pidiendo lo mismo que ha comprado.

¿En qué están dispuestas a invertir las empresas cuando cotizan e-learning? Venimos de un 2018, marcado con un fuerte movimiento al video, a la gamificación (serious games + premios) y a las microcápsulas. Los cambios financieros presionan también a un e-learning más rentable, más fácil de producir y distribuir. Existe una fuerte tendencia a la inmediatez de las comunicaciones, para que los contenidos e-learning sean más expeditos. Algunas tendencias permanecen, siguen creciendo, pero otras parecen resistirse a que se abandonen.

En 2019, estamos lejos de aquellos cursos en tecnología flash, con interacciones al sobreponer el cursor en botones (mouseover), de igual forma estamos -para algunos- lejos de los diseños esquemórficos que simulan los objetos de la vida real. No obstante, es sorprendente que los clientes sigan exigiendo desarrollos e-learning con estilos de hace 8 años, que tengan letreros al sobreponer con grandes explicaciones con audio en cada botón.  El e-learning, puede evolucionar e innovar, pero la capacidad del mercado para asimilar las innovaciones y desprenderse de viejas propuestas no es a la misma velocidad de las tendencias o de las mejoras tecnológicas.

El e-learning al mismo tiempo de ser una experiencia educativa, es también un acto de comunicación visual. Las tendencias en diseño gráfico tardan demasiado en impactar el estilo gráfico de la interfaz de los cursos, o las propuestas visuales. La tendencia desde hace un par de años, es el estilo flat: limpia y minimalista. La tendencia anterior, estaba muy cargada de elementos (texturas, sombras, efectos 3D, tapices, marcas de agua). Pero si analizamos las tendencias en el rubro del diseño gráfico, incluso nos negaremos a usarlos en nuestros cursos. La osadía de algunos estilos y técnicas que se usan en algunas propuestas comunicativas, planean una vanguardia que tardará mucho en impactar en la propuesta visual de los cursos e-learning. Por lo tanto, el diseño flat, seguirá manteniéndose como tendencia en el e-learning.

Las tendencias en la forma de hacer estrategias de e-learning, las agruparemos en tres momentos: Gestión del acceso al contenido, tecnología en el contenido y soporte al desempeño.

Gestión del acceso al contenido.

Las innovaciones tecnológicas para transferir digitalmente un contenido de un punto a otro, cifrarlo y asegurarse de que llegue al destinatario están cambiando. Se habla mucho de la influencia que tendrá el Blockchain para el e-learning. La forma de identificar a los usuarios con clave y contraseña evolucionará a reconocimientos faciales, validaciones por token, pagos por bitcoins, en donde se propicie un ambiente más seguro, más rentable y confiable. Al buscar estar disponibles en múltiples dispositivos y ubicaciones, hace que la seguridad de la información sea un tema crítico, al que hay que dedicarle especial esmero.

Tecnología en el contenido e-learning.

Hay tecnologías que buscan un lugar en e-learning, como la realidad virtual, la realidad aumentada y la mixta. Tecnologías que en otros años resultaban ser extremadamente costosas, se van popularizando, y en consecuencia, pareciera que se puedan volver más accesibles para la producción de contenidos. Desde luego muy vistosos y estimulantes, pero que requieren de más equipos periféricos. Como destacamos en un inicio, no significa que el mercado se esté volcando a comprar estas propuestas, serán tendencia en la medida en que realmente estén en costos competitivos. Los videos en e-learning han crecido y se mantendrá la tendencia. Cada día es mucho más fácil generar video de alta calidad casi desde cualquier dispositivo cotidiano. La calidad técnica del video estará en función del cuidado de sus elementos que involucra (el audio, la iluminación, los planos, la nitidez), y responderá a sus usos prácticos. La gamificación, o el aprendizaje en juego, se enriquece y trasciende a los “serious games” (recursos didácticos en formato de videojuegos), perfilando a constituir una estructura compleja de sistemas de recompensas por el aprendizaje. La economía de fichas enunciada por Skinner, no dista mucho de la actualidad, donde es mucho más sencillo materializar tecnológicamente un sistema de recompensas y darles un toque lúdico a las propuestas educativas.

Soporte al desempeño.

No todo el e-learning es de autoestudio. Algunas estrategias buscan complementar el acompañamiento a los participantes, y en este rubro hay algunas novedades que nos esperan para 2019.  En algunas iniciativas se habla de chatbots, lo que implica poder definir de antemano las posibles dudas y automatizar las respuestas para que, de manera automática, cuando una persona pregunta algo por un chat de soporte, existan ya las respuestas predeterminadas, sin la necesidad de una persona. Otro soporte al desempeño es crear repositorios de contenido en donde a diferencia de un LMS (en donde se asignan las personas al curso), sean los mismos participantes los que accedan y desplieguen contenido en microcápsulas. Lo que supone un sistema más inteligente y alimentado con bigdata, en donde al participante, se le brinde acceso a ciertos contenidos por haber acreditado precurrentes, o por el interés mostrado en ciertos temas, le presente otros contenidos asociados. Llevando los principios de marketing al aprendizaje. Otras estrategias, podrán impulsar más la socialización entre los participantes, también conocido como aprendizaje social. El principio de la colaboración altruista que inició con la expansión del internet es llevado a un proceso sistemático en el cual podemos hacer coincidir a quien quiere aprender con quien quiere enseñar o compartir experiencias de tópicos muy segmentados.

Pues bien, ya sea porque el mercado solicite mayoritariamente una modalidad de e-learning o porque la industria del sector empuje ciertos productos en especial, el 2019 será un año de grandes retos para masificar el acceso a contenidos educativos. Las organizaciones tanto en la educación formal como en la capacitación corporativa, seguirán teniendo un tema de presupuesto que continuará impactando en el desarrollo. En este año el e-learning seguirá a la alza, pujante y vibrante; creciendo en la industria, el mercado de la oferta y demanda de estrategias de capacitación vía internet. Bienvenido sea el 2019, y sus retos concomitantes.

Si requieres apoyo al diseño de tu estrategia e-learning, por favor no dudes en contactarnos. (click aquí)